Gustavo Vera: "Daniel Awada (cuñado de Macri) es un mantero VIP"

11.1.2017

Así lo afirmó el legislador y titular de la ONG La Alameda, Gustavo Vera, quien se refirió al conflicto de los manteros con el gobierno porteño.

El legislador porteño y titular de la ONG La Alameda, Gustavo Vera, realizó fuertes declaraciones contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por su intervención en el conflicto de los trabajadores de la economía popular que mantienen un corte en la Avenida Pueyredón, en el barrio del Once.

Vera criticó los argumentos utilizados por el Gobierno para justificar el desalojo violento: “Si quieren terminar con la venta de mercadería ilegal comiencen por los funcionarios de la Aduana que la dejan pasar y por los comisarios e inspectores que se llenan los bolsillos junto a las mafias que explotan a los vendedores callejeros que apenas subsisten y nadie les ofrece trabajo genuino.”

Por otro lado, el legislador apuntó contra el cuñado del presidente Mauricio Macri, el empresario textil Daniel Awada, a quien acusó de importar mercadería ilegal al país. "Si quieren terminar con las importaciones ilegales, comiencen con Daniel Awada de Cheeky, que trae miles de prendas contrabandeadas de China entongado con la Aduana, pero, eso sí, la vende en los shoppings más lujosos. Es un 'mantero vip'”, afirmó Vera.

Once: tras la represión los vendedores se reúnen con el gobierno

11.1.2017

“No somos ladrones. Nos ganamos la vida vendiendo. Trabajamos duro para mantener a nuestras familias”. Fue el grito de hombres, mujeres y chicos, vendedores con puestos improvisados, ambulantes, manteros que se congregaron en el cruce de las avenidas Pueyrredón y Rivadavia en el corazón del barrio de Once mientras la Policía de la Ciudad los reprimía con balas de goma y gases lacrimógenos. Por Cosecha Roja

 

El operativo de “recuperación de la vía pública” fue realizado por 250 agentes y 350 funcionarios, inspectores de Espacio Público, Bromatología y agentes de tránsito.

Antes, a las dos de la mañana, los vendedores habían sido desalojados de sus puestos, se retiraron de la calle las estructuras de hierro en las que colocan lo que suelen vender y los efectivos entraron a sus galpones y viviendas. Sin embargo, a pesar de que incautaron todas sus mercaderías, nadie se movió de allí. Y la reacción, por parte de la policía, no se hizo esperar. A poco de las 12 del mediodía, los efectivos se formaron en tres hileras compactas y munidos de escudos y garrotes, con el apoyo de carros de asalto y camiones hidrantes intentaron correr a los cientos de manteros que esperaban una solución ocupando la calle.

Según fuentes oficiales, los puestos desmantelados fueron entre 2.000 y 2.500 y se realizaron varios allanamientos en los que se incautó mercadería ilegal.

Omar Guaraz, integrante de la organización Vendedores Libres, dijo en declaraciones radiales que en los últimos cinco años, el Gobierno de la Ciudad desalojó a más de 6000 vendedores y negó enfáticamente que exista la relocalización de la que hablan las autoridades. “El principal recaudador de la calle es el Ministerio de Espacio Público El comisario Pedante de la Policía Metropolitana, está al frente de Espacio Público. Es uno de los funcionarios policiales echados por la purga realizada por la ex ministra Nilda Garré. Ahora está al frente de una estructura que recluta a barrabravas para golpear a los manteros y continuar con la corrupción”, denunció.

La subsecretaria de Uso del Espacio Público de la Ciudad, Clara Muzzio, ofreció a los manteros registrarse en un censo para vender sus productos en un predio y advirtió: “Seguimos dialogando con los vendedores de buena fe; no vamos a dialogar con las organizaciones, no vamos a dialogar con las personas violentas”.

El fiscal general de la Ciudad, Luis Cevasco, dijo que los manteros “nunca tuvieron autorización” para vender sus productos a la vera de la avenida y argumentó que “las veredas están hechas para circular, no para comerciar”. “La única manera de estar allí era coimeando a la Policía, hoy tenemos una nueva Policía”, manifestó en declaraciones al canal TN.

La subsecretaría de Trabajo convocó a los manteros a las cinco y media de la tarde para intentar destrabar el conflicto. Antes de eso, los vendedores realizaron una multitudinaria asamblea.

“Con la lucha en la calle se consiguió la elevación a juicio”

10.1.2017

Así lo aseguró Roxana Cainzos, mamá de Nehuen Rodríguez, un joven de 18 años que en diciembre de 2014 fue atropellado por un patrullero de la Policía Metropolitana en el barrio de Barracas. A más de 2 años de su asesinato, la causa en la que se encuentra imputado el oficial Castagnasso, se elevará a juicio oral.

El 15 de diciembre de 2014, Nehuen Rodríguez de 18 años se dirigía en moto por la calle Brandsen y en la intersección con Ramón Carrillo, lo atropelló un patrullero 4x4 de la Policía Metropolitana que conducía el oficial Castagnasso. “Iba a más de 100 km por hora, cruzando en rojo, sin sirena y en contramano”, aseguró Roxana Cainzos, mamá de Nehuen. Luego de más de 2 años, la causa en la que se encuentra imputado el oficial que manejaba el móvil, se elevará a juicio oral.

“El juicio será el 7 de junio. Además dieron lugar a una testigo nueva”, expresó Roxana y sostuvo: “Estamos contentos. Este domingo 15 a las 12 horas vamos a hacer un mural en homenaje a Nehuen en la esquina de su escuela secundaria (Cochabamba y Bolívar, San Telmo)”.

El móvil que atropelló a Nehuen era manejado por el oficial Daniel Germán Castagnasso, el único imputado en la causa caratulada como homicidio culposo. Actualmente el efectivo está procesado pero libre y realizando tareas pasivas en la fuerza de seguridad.

“Con la lucha en la calle se consiguió la elevación a juicio. Con perseverancia llegamos y vamos por todo. Estamos aliviados por poder tener la oportunidad de tener un juez que escuche los testigos y evalúe las pruebas”, concluyó la mamá de Nehuen.

Manteros desalojados de Once

10.1.2017

 

Un fuerte operativo policial se lleva adelante en la intersección de las avenidas Pueyrredón y Corrientes, a raíz de una nueva protesta de manteros. También ocurre lo mismo en el barrio de Caballito, sobre la conocida avenida Avellaneda, otro foco de compra y venta.

Los manifestantes se encuentran reclamando desde la medianoche, a pesar de la represión policial. Pero al parecer están decididos a obtener alguna respuesta por parte del Gobierno.

Cabe destacar que desde hace semanas los manteros fueron desalojados por la policía porteña una y otra vez, y por eso reclaman la posibilidad de trabajar.

Omar Guaraz, de la organización Vendedores Libres, expresó durante el primer operativo: “En los últimos cuatro años fueron desalojados 5.000 manteros en Avellaneda, Caballito y otros puntos de la Ciudad. Ninguno de esos compañeros fue relocalizado como le prometió la Ciudad”.

“Muchos compañeros sabían que se iba a realizar este operativo y entonces no armaron y retiraron las cosas. El barrio está militarizado. Nos dijeron que también se hicieron algunos allanamientos en los domicilios particulares de los vendedores”, indicó.

Al igual que se hizo con los manteros de la avenida Avellaneda, en la zona de Once quedará un fuerte operativo de efectivos de la Policía de la Ciudad para evitar que los manteros vuelvan a ocupar las veredas.

Excarcelaron al policía que intentó matar a Lucas Cabello

9.1.2017

El agente de la Policía Metropolitana se encuentra procesado por balear a un joven vecino del barrio de La Boca. La Cámara Nacional en lo Criminal ordenó su excarcelación a pesar de la gravedad del delito.

Por Santiago Asorey

 

El 9 de noviembre del 2015, Lucas Cabello (en ese entonces tenía 20 años), un vecino del barrio de La Boca, volvía a su casa de la panadería a encontrarse con su hija de dos años y su mujer, cuando el agente de la Policía Metropolitana Ricardo Ayala le disparo tres veces en zonas vitales. El hecho de violencia policial ocurrió tras un intercambio de palabras. El daño por las heridas causadas dejó a Cabello enfrentando una larga recuperación que todavía persiste. El testimonio de los vecinos y familiares permitieron que se conozcan los hechos, a pesar del intento de la fuerza de seguridad de justificar el accionar de Ayala por una situación de violencia de género intrafamiliar que fue desmentida por la mujer de Cabello apenas unas horas después de que sucediera el gatillo fácil. La actual gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, propagó mediáticamente la versión policial que después fue desechada judicialmente y desmentida por la misma familia de Cabello.

Hace unos meses, tras el planteo de la Procuraduría de Violencia Institucional y la madre Lucas (quien había asumido la querella cuando el joven aún no estaba en condiciones), la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo criminal y correccional había calificado el delito como “tentativa de homicidio agravado por la condición del imputado de ser miembro de una fuerza de seguridad”. Los camaristas habían considerado en su fallo que Ayala “disparó en tres oportunidades contra un individuo desarmado que, en la forma en que los efectuó, evidencia la intención de matarlo.” Al mismo tiempo que se había reconocido que Cabello era víctima de una “grave violación a los derechos humanos.”

Los magistrados ahora ordenaron la excarcelación del efectivo policial generando preocupación en distintos referentes en la lucha por los derechos humanos. Los magistrados argumentaron que el legajo no puede avanzar hacia el juicio oral por lo cual el sostenimiento de la prisión preventiva implicaría un “adelanto de la pena”. Por otro lado, la resolución subraya “el daño irreparable” que el encierro puede producir al acusado mientras Cabello aun se encuentra con graves problemas de salud por las heridas causadas por los disparos del agente policial.

La abogada Gabriela Carpineti, representante de la madre de Lucas (Carolina Vila), afirmó que “lo cierto es que a Lucas lo fusilaron más de una vez, primero este policía, luego los medios, luego los políticos que salieron a avalar la versión policial pero Lucas tuvo la fuerza de sobrevivir a todos esos fusilamientos, tanto en términos materiales y físicos, pero también en términos simbólicos y judiciales porque logramos revertir la versión mediática, la versión policial y después el acompañamiento político por parte de Vidal.”

En relación al fallo judicial la abogada manifestó “nosotros, exigimos juicio oral y público se realice de inmediato, se aceleren los tiempos que vienen siendo muy retrasados por instrucción.” Por otro lado, la letrada destacó también el rol de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre "constituyéndose como querellante, tras el fallo que había considerado el caso como una grave violación a los derechos humanos."

“Lo que más nos preocupa es la doble vara que tiene la justicia, porque hay casos de presos superan los dos años de estar procesados con prisión preventiva y el juicio oral y público no les llega” concluyó la representante legal de la víctima.

Según revelan informes estadísticos del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), entre los años 2011 y 2015 se registraron 28 muertes a manos de la Policía Metropolitana. Nehuen Rodríguez (18), Roberto Autero (16) y Bruno Germán Pappa (26), son algunos de los nombres que forman parte de esa larga lista de víctimas que la fuerza de seguridad cosechó en pocos años de gestión en el área de seguridad

Esta página ha sido visitada
veces