Vecinos contra la destrucción de Parque Rivadavia: el gobierno quiere atravesarlo con una calle

16.1.2019

Por Paulo Giacobbe

Abrir una calle donde hay un parque. En la Ciudad de Buenos Aires de Horacio Rodríguez Larreta, donde se cierran escuelas nocturnas, ya nada sorprende. El jefe de gobierno parece ensañado con el Parque Rivadavia. En abril de 2018, un ombú de más de cien años de antigüedad fue talado, sin mayor explicación que la existencia de un hongo dañino que lo secaba. Pero prometieron colocar una placa que lo recuerde. Otro ombú centenario del mismo parque está vallado desde junio. Mientras se lo estudia, el marmolero asegura que dos placas salen más baratas que una.

 

El proyecto es viejo, continuar la calle Beauchef para conectar la calle Rosario con Avenida Rivadavia. Cuando enrejaron el parque no pusieron rejas en esa zona. El problema es la feria de libros y todas las mesitas con tableros de ajedrez donde a diario y a toda hora se juntan aficionados, y no tanto, a practicar ese deporte. Hay una calesita que está en la frontera, parece que zafa de la topadora, no tanto de la crisis económica. En esa parte el parque termina en un muro y del otro lado hay una escuela. La comunidad educativa, como es costumbre del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, no ha sido consultada.

En la página oficial de turismo del Gobierno de la Ciudad, dicen que el Parque Rivadavia es célebre por su feria de libros. Parece mentira, pero eso dice. Esa feria célebre es la que están removiendo para abrir una calle. También informan que los domingos funciona “en una de las entradas principales al parque, una feria dedicada a la venta, compra y canje de artículos relacionados con la filatelia y la numismática”. En realidad, esta feria funcionaba bajo el ombú que ahora está vallado, y se convirtió en nómade. Quizás la página no está actualizada y la feria “célebre de libros” dejó de serlo y ahora es “un nido de delincuentes, feria pirata y un descontrol total de borrachos y drogadictos vagos”, como aseguran en algún comentario del diario Clarín.

La reubicación de los puestos incluyó una topadora para que su traslado sea más seguro. Los puesteros quedaron con pocas certezas y mucha incertidumbre en relación a su futuro. No quieren hablar y las quejas son que nadie se hace cargo de las roturas ocasionadas. El Parque Rivadavia va perdiendo poco a poco su pinta, se quedó sin los ombúes y sin la “célebre feria de libros, revistas y discos usados, que funciona diariamente”. Cualquiera que pase caminando por esa cuadra notará que una calle ahí cambia drásticamente la fisonomía del parque y modifica la identidad del barrio. También puede sacar cálculos a ojo, más de un carril no da. En la ciudad donde cada día queda menos verde la prioridad es el tránsito y hasta los parques son piqueteros. En Agronomía ocurre algo similar.

Se supone que la obra durará seis meses. Desde las redes sociales, la organización “SI al Parque Rivadavia, NO a la calle Beauchef” convoca para el sábado 19 de enero a las 12 a un abrazo al parque con la intención de que no se abra la calle.

Basta de ajustar a los pobres

16.1.2019

El Frente de Organizaciones en Lucha y el Polo Obrero denuncian que la Secretaría de Integración Social y Urbana ha quitado el trabajo a las y los vecinos de la Villa 31 que limpian las calles de ese barrio. Compartimos el comunicado.

 

Comunicado de prensa

REINCORPORACIÓN YA DE LAS Y LOS DESPEDIDOS – PERMANENCIA PACÍFICA EN LA SECRETARÍA DE INTEGRACIÓN SOCIAL Y URBANA

El Frente de Organizaciones en Lucha y el Polo Obrero nos unimos en el día de hoy para resistir activamente a los despidos de vecinas y vecinos cooperativistas del Barrio Carlos Mugica (Villa 31) que laboran en tareas de recolección de residuos en el mismo barrio.

Como si no fuese suficiente con vivir en condiciones precarias y llegando a duras penas a fin de mes para darle de comer a nuestras familias, la Secretaría de Integración Social y Urbana, dirigida por DIEGO FERNÁNDEZ, comienza el año quitándonos el trabajo a las y los vecinos de la 31, que limpiamos las calles de la 31.

Y no se trata solo de un ajuste económico más en el marco de la crisis, se trata también de un ajuste político de cuentas contra los movimientos sociales que cuestionamos esos desmanejos y buscamos construir por medio de la organización popular, alternativas dentro de este sistema excluyente.

No podemos permitir que mientras nos aumentan día a día el costo de vida y nos quieren echar del barrio para hacer negocios con nuestras viviendas mediante la mal llamada ‘urbanización’, encima nos dejen sin trabajo. Por eso hoy vinimos a manifestar pacíficamente nuestro rechazo, solicitando se reincorpore de inmediato a las y los vecinos despedidos.

Basta de ajustar a las y los pobres. Queremos trabajar y vivir en nuestro barrio dignamente.

Frente de Organizaciones en Lucha –FOL
Polo Obrero

Los docentes se sumarán al ruidazo del viernes para pedir que Larreta no cierre las escuelas nocturnas

16.1.2019

La Multisectorial Contra el Cierre de las Escuelas confirmó que el viernes concentrará en  Acoyte y Rivadavia para protestar contra el cierre de 14 escuelas nocturnas que dispuso el Gobierno de Rodríguez Larreta.

 

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación, UTE-CTERA, junto a la comunidad educativa confirmaron que participarán del ruidazo contra los tarifazos del próximo viernes 18 de enero y sumarán el reclamo para que el Gobierno porteño no cierre las escuelas secundarias nocturnas.

Por eso, convocaron a las 20 horas en Acoyte y Rivadavia en el marco de la “Multisectorial contra el cierre de escuelas” para exigir que no se cierre una sola escuela y que el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la Ministra de Educación, Soledad Acuña, habiliten la inscripción on line que dieron de baja.

En este sentido, Eduardo López, secretario General de UTE, afirmó: “los trabajadores y las trabajadoras de la educación tenemos el compromiso de la lucha colectiva, no sólo por la educación pública sino también por todos los derechos ciudadanos de quienes conformamos la comunidad educativa”.

“Por eso vamos a formar parte del reclamo en contra del tarifazo del gobierno nacional y del cierre de escuelas del gobierno de la ciudad”, agregó el gremialista.

Días atrás el mismo López, denunció que el Gobierno porteño bloqueó la inscripción online a las escuelas nocturnas.

Como ya había avisado la gestión de la Ciudad, en el marco del fuerte ajuste aplicado en la educación pública, el gobierno encara la disparatada idea de cerrar 14 escuelas nocturnas. Aunque después la gestión Larreta comunicó que daría marcha atrás, no parece tener un correlato con lo que ocurre.

CABA: Cerró Los Maizales y perdieron su trabajo 80 empleados gastronómicos

15.1.2019

La crisis económica se sigue haciendo sentir en el sector gastronómico de Buenos Aires. A escasos días de que cerraran la pizzería Roma y el bar Los Compañeros, cerró otro tradicional establecimiento: el tenedor libre Los Maizales, de Caballito. La patronal lo hizo intempestivamente: los empleados se presentaron a trabajar y encontraron la puerta cerrada con candado.

 

Consultados por el diario económico BAE, desde el sindicato de Gastronómicos (UTHGRA) afirmaron que el cierre del restaurante ya “está confirmado”.

Tras encontrarse con el local cerrado el pasado jueves, los trabajadores se autoconvocaron en la puerta del comercio ubicado en José María Moreno 333, mientras que los proveedores “llegaban a cobrar mercadería y se encontraban con lo mismo”, relató una empleada del lugar al portal Minutouno.com.

Dos de los dueños y el subgerente, Pablo Volpi, se presentaron para confirmar el cierre, custodiados por cuatro patovicas de una empresa de seguridad privada. Les ofrecieron indemnizaciones “paupérrimas” a las 80 personas que trabajaban allí.

De acuerdo con el portal, al menos cinco empleados rechazaron la oferta. Ninguno de ellos había recibido un telegrama de despido. La quiebra del local tampoco fue presentada por los dueños de la empresa que si bien confirmó su cierre, no dio declaraciones al respecto.

Pacientes denuncian el abandono y la falta de atención en el Hospital Argerich

14.1.2019

Los jubilados padecen un verdadero vía crucis. Tienen que pasar por tres instancias antes de ser atendidos, con sus consecuentes filas. El resto de los pacientes se ve obligado a realizar dos cuadras de cola para ser atendido. No hay servicio de emergencia.

 

Bajo las altísimas temperaturas -al rayo del sol- que azotan a la ciudad de Buenos Aires, sumado a los altos índices de humedad, los pacientes que acuden a la guardia y a consultorios en el hospital Argerich, literalmente se cocinan vivos.

Denuncian que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, conducido por Horacio Rodríguez Larreta, no invierte ni en equipamiento ni en personal en la temporada veraniega, sometiendo a los enfermos, niños, adultos y jubilados a largas colas al rayo del sol.

La salud pública porteña este verano pasa, según relató un papá que acudió a pediatría con sus niños, un “estado deplorable”.  Pese al esfuerzo de los médicos, los enfermeros y los pacientes que conviven día a día en condiciones míseras, los ciudadanos no son una prioridad para el gobierno de la Ciudad.

Estas deficiencias en la atención se dan tras 12 años de gestión del PRO en la Ciudad de Buenos Aires.

Según el presupuesto para 2019, en el que se prevé superávit primario, se destina el 51 por ciento a los “servicios sociales” -entre ellos la Salud- y contempla un aumento promedio del 34 por ciento del ABL. Sin embargo, pareciera que la cifra no es suficiente.

Durante su aprobación, la legisladora oficialista, Paula Villalba, sostuvo que se trata de “un presupuesto financieramente equilibrado”, “que puede cumplirse, con déficit cero” y que prevé “alcanzar un superávit económico primario de 71. 589 millones y un superávit primario de 25.815 millones” de pesos.

Destacó además que 162 mil millones de los 340 mil millones presupuestados, es decir el 51% del gasto, serán destinados a los llamados “servicios sociales” que engloban las partidas para Salud, Educación, Cultura, Vivienda, entre otras.

Esta página ha sido visitada
veces