El Isauro es una escuela

17.10.2017

Por Lucrecia Raimondi

La comunidad del centro educativo para pibes y pibas en situación de calle realizó un festival para mostrar la potencia del proyecto y volver a exigirle al Gobierno porteño que le dé reconocimiento oficial.

La situación institucional del Isauro Arancibia no se resuelve. Los oídos sordos del Ministerio de Educación de la Ciudad y las intimidaciones para que se jubile Susana Reyes, su fundadora y directora, agravan la vulneración de derechos.

Frente a esto y para exigir el reconocimiento oficial como escuela pública, el 20 de septiembre la comunidad del Isauro realizó en Paseo Colón y Cochabamba un festival artístico que mostró la potencia del proyecto educativo: los talleres de música, teatro y serigrafía se abrieron al público; compartieron pizzas elaboradas en la panadería de la escuela; expusieron una cartelera de contenidos en inglés hecha por los estudiantes y repartieron las revistas que editan producto del trabajo en las materias.

También se solidarizaron personalidades como la actriz Rita Cortese y el músico Hernán “El Cabra” De Vega, que tocó para los pibes canciones de Las Manos de Filippi. Pero el momento más emotivo, el que le da sentido a la lucha del Isauro, lo protagonizaron los estudiantes con una carta a sus docentes. “Los maestros nos enseñan a salir por la puerta grande -leyeron ante una multitud atenta a sus palabras. Con ellos aprendemos a cuidarnos, respetarnos y valorarnos. Gracias profes por bancarnos en todo”.

En 2007 los docentes del Isauro presentaron a la Legislatura un proyecto de reconocimiento que fijó un período de prueba de cinco años para demostrar su funcionamiento. Desde entonces, el Isauro pasó por reformas edilicias millonarias que mejoraron la calidad de enseñanza.

Terminada la obra en 2016, recibieron la triste noticia de que el mismo Gobierno porteño que invirtió 14 millones de pesos pretendía demoler las aulas nuevas, para que pase por Paseo Colón el Metrobús del Bajo. Los querían mudar a otro edificio cercano y partir en dos. Pero presentaron un recurso de amparo que hoy se encuentra efectivo para evitar la demolición. Y lograron que el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte tome para el Metrobús solo 10 metros de la fachada (querían 20) y les asignen un terreno lindero (no habrá mudanza) para construir lo que la escuela necesite.

El Isauro abrió sus puertas en 1998. Creció en propuestas, sueños cumplidos y proyectos de vida. Tras 20 años de comprobar que es una alternativa escolar para jóvenes y adultos en situación de calle, el Gobierno de la Ciudad y el Ministerio de Educación continúan sin reconocerlo oficialmente como una escuela. Los estudiantes –actualmente son 300- están expuestos, una vez más, a la incertidumbre: necesitan una educación oficial que reconozca el esfuerzo y otorgue un título que les permita continuar con estudios superiores.

¿Por qué es necesario que el Isauro sea una escuela pública oficial? En primer lugar, siempre, los pibes y las pibas. La estabilidad laboral docente y los recursos que una escuela pública recibe del Estado son los que permiten el sustento y la continuidad de los proyectos institucionales.

En el caso del Isauro, el proyecto institucional es la vida de los y las estudiantes. Sin el Isauro está la calle y el consumo. Sin el Isauro está la indiferencia y la violencia. Sin el Isauro no hay futuro.

Conteinera o caja de Pandora

13.10.2017

 

Los vecinos del Barrio Carlos Mugica (Ex Villa 31- 31 bis - Barrio San Martín) el martes 10 de octubre manifestaron públicamente al Gobierno de la Ciudad, especialmente a la Secretaría de Integración Social y Urbana (SECISYU) a cargo de Diego Fernández, su descontento con el conjunto habitacional que se está construyendo para la relocalización de las cuarenta familias del sector Cristo Obrero. Consideraron injusto que se los obligue a pagar por una vivienda que no satisface sus expectativas respecto de lo que consideran una vivienda digna.

Compartimos un informe crítico completo elaborado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Las futuras viviendas del sector Cristo Obrero del Barrio Carlos Mugica (ex Villa 31-31 bis)

CABA: Licencias compulsivas por cargos sindicales, una nueva estrategia contra la organización gremial

11.10.2017

En un claro ataque a las organizaciones gremiales pequeñas, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires licenció sin goce de sueldo a 19 trabajadoras sociales, recientemente elegidas para cargos gremiales. En palabras de funcionarios, se trata de un “nuevo paradigma para la acción sindical”: el gobierno porteño se arrogará el derecho de licenciar en forma automática a quien resulte electo. “El GCBA sabe perfectamente que no tenemos forma de pagar los salarios, así que de esta manera atenta directamente contra la organización sindical”, afirma Natalia Castrogiovanni, presidenta electa. Asimismo, mediante esa misma resolución, el Ministerio de Hacienda impugnó las elecciones de delegados/as, dejando sin “representación gremial a los compañeros y a las compañeras”.

 

El 28 de agosto, la lista Naranja Violeta ganó las elecciones en la Asociación de Profesionales de Servicio Social del GCBA (APSS), renovando de este modo las autoridades de la Comisión Directiva, del Tribunal de Honor y de Revisores de cuentas. Además, se realizó la elección de delegados/as por hospitales y áreas programáticas.

Menos de un mes después, el 22 de septiembre, recibieron una disposición firmada por el Director de Relaciones Laborales del Ministerio de Hacienda, Jorge Rey, que “impugna la elección de delegados y delegadas y que licencia a 19 compañeras sin goce de sueldo, entre las cuales se encuentra la totalidad de la Comisión Directiva”, relata Natalia Castrogiovanni, presidenta electa.

“La impugnación de los delegados y de las delegadas pone en cuestión la representatividad de nuestra asociación, pone en cuestión si es genuino que llamemos a elecciones y efectivamente con esos argumentos impugna todos los delegados”, continúa Natalia y asevera que se trata de una contradicción entre el artículo 1 y el artículo 2 de la disposición, ya que por un lado no reconoce a las nuevas autoridades y por el otro las licencia sin goce de sueldo. Recordemos que las licencias gremiales se otorgan -precisamente- a quienes ejercen representatividad sindical. Es decir, el GCBA licencia por cargos sindicales al tiempo que los desconoce.

Cabe señalar que ninguna de las 19 trabajadoras sociales había solicitado ese derecho, ya que el gremio en términos económicos no puede solventar las licencias sin goce. Las autoridades del GCBA argumentaron “de forma irónica, avasallante, con tinte disciplinador, represivo y violento que están aplicando un nuevo paradigma para la acción sindical, incorporando una apreciación inédita, única y nunca antes vista respecto del artículo 48 de la Ley de Asociaciones Sindicales, que es el que garantiza el derecho a la licencia automática sin goce de sueldo”, esto es que “a todas las asociaciones que se presenten a elecciones, que presenten autoridades y que efectivamente hagan el tránsito por el GCBA terminen licenciados sin goce de sueldo”, explica Castrogiovanni.

Esto vulnera sobre todo a las organizaciones pequeñas. “El GCBA sabe perfectamente que no tenemos forma de pagar los salarios, así que de esta manera atenta directamente contra la organización sindical”, señala Natalia. Las autoridades también se encargaron de aclarar que si bien “no lo habían aplicado antes, la APSS no va a ser la única asociación a la que se le aplique”. “Esta interpretación de la Ley de Asociaciones Sindicales es un atentado contra las garantías de la Organización Internacional del Trabajo, un atentado contra la Constitución Nacional, un atentado contra la misma Ley de Asociaciones Sindicales y contra la organización gremial en general”, agrega Natalia.

Para la presidenta electa, “el objetivo es descabezar a toda la organización y dejarnos sin representación gremial. Claramente esto es un ataque directo a los gremios chicos, a su continuidad y a la posibilidad de defender nuestros derechos, defender nuestras condiciones de trabajo. Dejando sin representación a la Comisión Directiva, Revisoras de cuentas y Tribunal de Honor, no queda dirigencia en relación al gremio. Es inédito que, además de quedarse sin Comisión Directiva, queden sin delegados y sin delegadas. Hace 30 años que esta asociación existe, hace 30 años que tiene delegados y delegadas en los hospitales, en los centros de salud y en las guardias y su impugnación dejaría sin representación gremial a los compañeros y a las compañeras”.

Asimismo subraya como marco la situación actual de la salud pública que “está pasando por un mayor deterioro, una mayor precarización, con la implementación de la supuesta Cobertura Universal de Salud (CUS) y por el ataque a la carrera en la que estamos insertos todos y todas las trabajadoras”.

Siguiendo los procedimientos administrativos, la APSS presentó un recurso de reconsideración con jerárquico en subsidio, que establece que si la Dirección General de Relaciones Laborales no responde lo debe hacer el Ministro de Hacienda. Sin embargo, a la fecha, “las respuestas han sido nulas. No nos reciben, no nos están respondiendo. Están en silencio absoluto. Eso significa que avanzan y que quieren desgastar este proceso y nuestra lucha en términos de los tiempos que podamos aguantar”, remarca Castrogiovanni.

Pero, lejos del desgaste, la organización crece: “Nosotras estamos en constante alerta y movilización. Venimos laburando en términos de asamblea, plenarios y movilización. Venimos de forma constante laburando en términos de trabajar la articulación con otros y de poder seguir este camino”. Por eso, hoy, trabajadoras y trabajadores sociales realizaron una nueva movilización al Ministerio de Hacienda, acompañados por otras asociaciones y sindicatos, así como por organizaciones sociales y políticas. Con un Ministerio vallado y con fuerte presencia policial, finalmente la presión de la concentración obligó a Luis Marín, Gerente Operativo de la Dirección de Relaciones Laborales, a acercarse hasta las vallas. Detrás de las mismas, dijo que no responderían el recurso de reconsideración, reafirmó la decisión de aplicar licencias forzosas y negó la posibilidad de una reunión.

Por eso, Natalia no se cansa de recalcar que “es en la lucha en la que efectivamente vamos a poder revertir esta situación, en la que nos van a recibir, en la que van a dar por nulo la disposición y que efectivamente vamos a poder ser reincorporadas a nuestros trabajos”.

La nueva asamblea será el 17 de octubre y allí se dará continuidad al plan de lucha.

"Nuestros besos son políticos"

11.10.2017

El pasado viernes se realizó un "besazo" en repudio al accionar de la policía de la Ciudad que golpeó y detuvo a Mariana Solange Gómez por besar a su esposa Rocío Girat argumentando el motivo de fumar en un sector no autorizado. "Me detuvieron como si fuera una delincuente o una narcotraficante", contó Mariana y agregó "Fue un claro gesto de homofobia".

 

BESO

 

Besarse en los rincones oscuros
besarse frente al rostro del guarda
besarse en la puerta de la Santa Catedral de todas las Canalladas
besarse en la plaza de todas las Repúblicas
(o elegir especialmente aquéllas donde todavía te matan por un sodomo y gomorro beso)
besarse delante de la foto del niño que también fui
(y sentir que me hace un guiño para que siga, que no pare, que no interrumpa, porque le gusta ese beso…)
besarse sabiendo que nuestras salivas arrastran besos denegados/ opacados/ apagados/ cercenados/ mutilados/ hambrientos/ que no son solo los nuestros
que tus labios y los míos mientras rajan la tierra la construyen
y hay una historia de besos que el espanto no ha dejado ser
y que por eso te beso
lxs beso
me besás
besaremos
por eso el beso
beso

Miércoles 11/10 9hs: Movilización de trabajadores/as sociales contra la anulación de licencias compulsivas y por el reconocimiento de delegados/as

9.10.2017

Comunicado de Prensa:

¡Ataque antisindical a lxs trabajadorxs de salud!

El viernes 22 de septiembre la Asociación de Profesionales de Servicio Social de CABA (APSS) recibió una cédula de notificación del Ministerio de Hacienda del GCBA que representa un ataque directo al sindicato. El escrito, realizado por el Director de Relaciones Laborales de dicho ministerio (Jorge Rey), intenta impugnar a lxs delegadxs recientemente electxs (28/8/17), desconociendo su legitimidad y la del proceso electoral debidamente desarrollado. Agravando la situación, esta resolución cesantea de hecho a 19 compañeras, entre las cuales se encuentra la totalidad de la Comisión Directiva.

Esto implica, no sólo negar el derecho constitucional al trabajo de 19 personas, imponiéndoles forzosamente una licencia sin goce de sueldo que jamás fuera solicitada, sino que además deja sin salario a las trabajadoras mencionadas y pone en jaque la continuidad de la vida gremial, ya que es sabido que los gremios pequeños como la APSS no cuentan con recursos económicos propios para hacer frente a esta embestida.

Ante este ataque a las libertades sindicales y los derechos laborales de lxs trabajadorxs se comenzó a elaborar un plan de lucha. Se presentó un pedido de reconsideración de la resolución que aún se encuentra pendiente de respuesta. Se solicitó en reiteradas oportunidades ser recibidxs por el Director de Relaciones Laborales (Jorge Rey) quien, cuando finalmente lo hizo, incurrió en mayores agravios planteando un "nuevo paradigma sindical", bajo el cual el Gobierno de la Ciudad se arrogará el derecho de licenciar en forma automática a quien sea electx por sus compañerxs para desempeñar cualquier tipo de función sindical.

Ante este desafortunado encuentro, se realizó una movilización desde la sede del gremio hasta el Ministerio de Hacienda (28/9/17). Allí, se contó con la presencia de más de 400 personas, el apoyo y la adhesión de más de 100 sindicatos, juntas internas y otras organizaciones gremiales y políticas. La movilización se encontró con la puerta del Ministerio cerrada, y fue necesario permanecer por horas hasta lograr que se aceptase el pedido escrito de ser recibidxs por el Ministro de Hacienda (Martín Mura). Dicho pedido aún permanece sin respuesta. En esa misma jornada de lucha, se solicitó ante la legislatura porteña el repudio al ataque sindical que estamos denunciando. Si bien algunos bloques manifestaron su apoyo, el pronunciamiento general de la legislatura fue negativo.

Se han sostenido reuniones y conversaciones con distintas personalidades del mundo de la justicia laboral, legisladorxs de distintos partidos políticos, se ha solicitado sin éxito ser recibidxs por la Ministra de Salud de la C.A.B.A (Ana. M. Bou Pérez), se han realizado plenarias abiertas y asambleas en todos los hospitales porteños y se ha puesto en marcha una mesa de articulación con organizaciones sindicales, gremiales, sociales y profesionales.

 

La Asociación se encuentra en estado de alerta y movilización

 

Este conflicto expresa un ataque más del Macrismo a la organización sindical de lxs trabajadorxs, que tiene de trasfondo la aplicación de políticas públicas tendientes a privatizar el acceso a derechos constitucionales de la población. El ataque directo a las formas de organización de lxs trabajadorxs es una condición necesaria para la avanzada de las políticas de ajuste y privatización (por ejemplo, la implementación del C.U.S -cobertura universal de salud- en el sector salud). Estas medidas adoptadas por el Gobierno constituyen un grave precedente y un atropello a la libertad sindical.

Movilizamos nuevamente el 11 de octubre al Ministerio de Hacienda, concentrando a las 9hs en la sede de la Asociación de Profesionales de Servicio Social del GCBA en Av. de Mayo 1343.

 

Breve descripción de la APSS

 

La Asociación de Profesionales de Servicio Social del GCBA es un gremio de base que agrupa mayoritariamente a Trabajadoras/es Sociales de Hospitales y Centros de Salud públicos de la CABA. El pasado 28 de agosto fueron las elecciones para renovar la Comisión Directiva, Tribunal de Honor y Revisores de cuentas. A su vez se realizó la elección de delegadxs por hospitales y áreas programáticas.

La elección tuvo la mayor participación de afiliados en la historia del gremio. El gobierno de la ciudad monta un ataque anti-sindical contra este gremio en un nuevo intento de frenar cualquier organización y lucha.

La APSS nace en el año 1984 y junto con otros 17 gremios es parte de la Federación de Profesionales del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, trabajadorxs de la salud pública. Dentro de Federación se encuentran diferentes profesionales de la salud como psicólogxs, fonoaudiólogxs, terapistas ocupacionales, enfermerxs, psicopedagogxs, obstétricxs, kinesiólogxs, bioquímicxs, instrumentadorxs, abogadxs, economistas, farmacéuticxs, instrumentadorxs quirúrgicxs, musicoterapeutas y profesionales en bioimagenes.

Esta página ha sido visitada
722500 veces